En 1940, treinta y dos estudiantes de arquitectura de todo el país, entre ellos Fidencio J. del Mundo, terminaron sus estudios, pero, con el reciente estallido de la Segunda Guerra Mundial, quedaron en un limbo administrativo sin posibilidad de trabajar.

Cinco años más tarde, al final de la guerra, los japoneses abandonaron las Islas Filipinas, lo que permitió al gobierno reconocer a estos 32 estudiantes de arquitectura como Arquitectos oficiales. Fidencio del Mundo, fue registrado el 239 de todo el país.

 

Al poco tiempo se incorporó a la corporación Ayala, que en ese momento estaba urbanizando Manila y Fidencio contribuyó en gran medida a esta tarea. Entre otros trabajos, proyectó todos los sectores residenciales de Makati (Manila) así como el distrito financiero de la capital del país.

El proyecto de vivienda personal de Jacobo Zobel, CEO de Ayala Corp., en Forbes Park y su magnífico diseño, provocó la admiración de muchas personas y la captación de numerosos clientes.

 

En 1953, el nuevo flujo de trabajo permitió a Fidencio tomarse un año sabático de dos años para viajar y aprender sobre la arquitectura de los Estados Unidos y Europa.

 

En 1955 continuó ejerciendo su profesión, realizando importantes proyectos como las oficinas en Filipinas de la multinacional Johnson & Johnson. La clara influencia del trabajo de Frank Lloyd Wright se refleja en la mayoría de sus obras.

 

En 1990, la hija de Fidencio se casa en Madrid con el arquitecto español Vicente Barreres, marcando el inicio de una estrecha relación tanto en lo personal como en lo profesional.

En 1940, treinta y dos estudiantes de arquitectura de todo el país, entre ellos Fidencio J. del Mundo, terminaron sus estudios, pero, con el reciente estallido de la Segunda Guerra Mundial, quedaron en un limbo administrativo sin posibilidad de trabajar.

Cinco años más tarde, al final de la guerra, los japoneses abandonaron las Islas Filipinas, lo que permitió al gobierno reconocer a estos 32 estudiantes de arquitectura como Arquitectos oficiales. Fidencio del Mundo, fue registrado el 239 de todo el país.

 

Al poco tiempo se incorporó a la corporación Ayala, que en ese momento estaba urbanizando Manila y Fidencio contribuyó en gran medida a esta tarea. Entre otros trabajos, proyectó todos los sectores residenciales de Makati (Manila) así como el distrito financiero de la capital del país.

El proyecto de vivienda personal de Jacobo Zobel, CEO de Ayala Corp., en Forbes Park y su magnífico diseño, provocó la admiración de muchas personas y la captación de numerosos clientes.

 

En 1953, el nuevo flujo de trabajo permitió a Fidencio tomarse un año sabático de dos años para viajar y aprender sobre la arquitectura de los Estados Unidos y Europa.

 

En 1955 continuó ejerciendo su profesión, realizando importantes proyectos como las oficinas en Filipinas de la multinacional Johnson & Johnson. La clara influencia del trabajo de Frank Lloyd Wright se refleja en la mayoría de sus obras.

 

En 1990, la hija de Fidencio se casa en Madrid con el arquitecto español Vicente Barreres, marcando el inicio de una estrecha relación tanto en lo personal como en lo profesional.

 

Vicente Barreres Martínez, nacido en el seno de una familia dedicada al sector de la construcción, se licenció en Arquitecto en 1984 por la Universidad Politécnica de Valencia.

Tras obtener su título, estableció dos oficinas, una en la provincia de Valencia y otra en la provincia de Alicante. Se dedicó principalmente al sector de la vivienda en la zona costera.

 

En 1985, paralelamente a su ejercicio profesional, Vicente funda una empresa constructora y promotora que le permite ser diseñador y cliente de sus propios proyectos. Ser su propio jefe y cliente le permitió dar rienda suelta a toda su creatividad, diseñando edificios originales que se destacan significativamente de la obra del momento.

 

Treinta y dos años después, en 2017, el hijo de Vicente y nieto de Fidencio, Daniel Barreres del Mundo, terminó la maestría en Arquitectura en la misma universidad que su padre.

Dos meses después, Daniel abrió su propio estudio Barreres del Mundo Arquitectos donde concentraría el legado y la experiencia de las 3 generaciones para seguir desarrollando proyectos únicos.

Vicente Barreres Martínez, nacido en el seno de una familia dedicada al sector de la construcción, se licenció en Arquitecto en 1984 por la Universidad Politécnica de Valencia.

Tras obtener su título, estableció dos oficinas, una en la provincia de Valencia y otra en la provincia de Alicante. Se dedicó principalmente al sector de la vivienda en la zona costera.

 

En 1985, paralelamente a su ejercicio profesional, Vicente funda una empresa constructora y promotora que le permite ser diseñador y cliente de sus propios proyectos. Ser su propio jefe y cliente le permitió dar rienda suelta a toda su creatividad, diseñando edificios originales que se destacan significativamente de la obra del momento.

 

Treinta y dos años después, en 2017, el hijo de Vicente y nieto de Fidencio, Daniel Barreres del Mundo, terminó la maestría en Arquitectura en la misma universidad que su padre.

Dos meses después, Daniel abrió su propio estudio Barreres del Mundo Arquitectos donde concentraría el legado y la experiencia de las 3 generaciones para seguir desarrollando proyectos únicos.

Sello
Sello
Sello
Sello

Contacto

Consigamos algo grande juntos

Tel: +96 306 61 38 · +34 687 023 027

Envía tu currículum o despeja tus dudas escribiéndonos al email:

bdm@bdmarchitects.com

 


    POLÍTICA DE PRIVACIDAD

    POLÍTICA DE COOKIES

    AVISO LEGAL